fbpx
¿Cuál es el rol del CEO en una startup?

Fecha

¿Eres una persona a la que le agradan las emociones fuertes, la sensación constante de incertidumbre y correr maratones cuyas metas se alejan cada vez un poco más? Si la respuesta es afirmativa entonces eres un candidato perfecto para ser el CEO de una startup.

Aunque parezca una tarea titánica (y vaya que lo es), podemos garantizarte que no te vas a aburrir. Una startup representa incertidumbre y cambio constante. Por eso, dirigirla es un gran reto y una tarea que te llevará 24 horas del día y 7 días a la semana. 

Pero no queremos asustarte, lo más importante es que tengas claras cuáles son las principales tareas del CEO (aunque sabemos que esto puede variar de una empresa a otra y depende del sector) pues muchas veces es muy fácil perder de vista los objetivos y dedicar tus esfuerzos a cosas que parecen tremendamente importantes pero que realmente no lo son. Eso supone que si no estamos trabajando en lo importante, agotaremos nuestro tiempo, dinero y sobre todo, energía antes de haber llegado a la siguiente estación.

Ahora bien, como director general de una startup necesitarás creatividad, capacidad de liderazgo, habilidades numéricas, paciencia, capacidad de resolución, etc. Sin embargo, y esto es fundamental, el conjunto de habilidades más crítico que necesita un CEO es la capacidad de aprender y adaptarse rápidamente. Esa es la clave y el reto con el que deberás vivir día a día. 

Para darle forma a las tareas de un CEO, recuperamos las claves del artículo What a CEO does?:

“Un CEO sólo hace 3 cosas: define la visión global y estrategia de la compañía y la comunica a los implicados. Recluta, contrata y retiene el mejor talento para la startup. Y se encarga de que haya suficiente dinero en la caja”. 

Para que te quede muy claro, lo vamos a explicar a continuación:

  1. Define la visión global y estrategia de la compañía y la comunica.

Como sabemos, una startup nace del proyecto de algún emprendedor cuya meta es solucionar un problema y así cambiar la realidad, modificar el mundo, hacerlo mejor. Es decir, tiene una visión de cómo deben ser las cosas y lo que “debe” hacer para cambiarlas. Pero no basta con definir esa visión, hay que trazar un camino para llegar a ella, para alcanzarla teniendo en cuenta las vicisitudes del mercado. 

Además, es muy importante comunicar esa visión y trabajar para que todos los integrantes de la startup estén alineados con ella. La capacidad de comunicación de CEO a todos los interesados es una de sus actividades más importantes, ya que no sólo se trata del marketing externo, se trata de enamorar a los empleados, a los futuros partners, inversores, a los clientes… y comprender cómo entienden cada uno de ellos cada cosa.

  1. Recluta, contrata y retiene al mejor talento

Si ya tienes claro el destino (visión) y sabes qué ruta utilizarás (estrategia) para alcanzarlo, sólo te queda “armar” el vehículo adecuado. Sí, estamos hablando de tu equipo. En ese sentido, es clave ser capaz de construir el mejor equipo para tu startup. Esta misión es extremadamente importante al inicio del proyecto pues el equipo fundacional es, en gran parte, el encargado de cuidar la cultura de la startup, cuidar sus valores y establecer un parámetro de cómo se llevan a cabo las actividades en la empresa. 

Pero lo más difícil realmente empieza entonces: ¿cómo cuidar y retener a esas personas que apenas conocemos y transformarlas en compañeros del camino, que hacen suya tu visión y pelean más duro que nadie? Desde luego se trata de que haya compensaciones económicas. Sin embargo, es importante ofrecer a tus colaboradores otro tipo de retribuciones como ambiente laboral, aprendizaje constante, nuevos desafíos, resiliencia, reconocimiento y crecimiento. 

  1. Cuida que haya suficiente dinero en la caja. 

El CEO de una startup debe ser el encargado de vigilar que se gasten los recursos moderadamente así como procurar que el dinero disponible alcance para seguir creciendo el proyecto. Además, aunque, al principio el acceso al capital provenga de inversionistas, no se trata sólo de eso.  Los mejores inversores son tus clientes, ya que no sólo no se quedan equity sino que además de valorar lo que haces te ayudan a validar el modelo de negocio. Por eso, el primer punto es definir ese camino a los ingresos y ser capaz de recorrerlo. Nunca olvides tener un ojo en la visión de la startup y el otro en la caja. El dinero disponible garantiza la vida y continuidad del proyecto. 

No parece tarea fácil ¿no? El CEO es, por decirlo de otro modo, el capitán del barco que empieza a navegar para cruzar los océanos. De él depende, en gran medida, que el barco no se hunda y no sólo eso: que llegue a su destino. A este respecto, el CEO debe, ante todo, prepararse para vender. No hablamos de vender como el hecho transaccional de intercambiar un bien por dinero. Vender es salir al mercado, al mundo real, confrontar el producto de tu startup con las necesidades reales de los clientes y conseguir su validación y aprender en el camino. Y luego convertir esto en un negocio repetible. ¡Suerte!

¡Comparte!
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más
Artículos

© 2020 TOP•E University | Sitio made with by 8&8 Digital

Abrir chat
Top-E University
Hola 🙌🏻

¿Quieres aprender de los mejores líderes de Latam?